in

Un negocio dedicado al placer ¡Conoce su historia!

Se le nota la pasión al hablar de su emprendimiento, el cual comenzó antes de la pandemia. Empezó vendiendo lencería y ropa, pero gracias a su experiencia y forma de ser, terminó ofreciendo productos eróticos.

Por supuesto, la pandemia fue quien incrementó las ventas de su página y gracias al encierro, logró crear una comunidad sin miedo al placer.

Desde pequeña soñó con tener su propia empresa y ahora se siente orgullosa de lo que ha logrado.

“El primer producto que vendí fue un aceite con dados sabor a chocolate”

Desde entonces, esa persona se ha convertido en un cliente fiel.

La mejor anécdota
Entre risas, Sofia contó que su mejor anécdota fue el día en el que uno de sus clientes pidió un vibrador con estimulador doble (para clítoris y ano).

Ella pensó que era para su esposa, así que no le vio problema.

Más adelante, el hombre se quejó porque no sabía usarlo y le estaba “apretando los testículos”.

¿Qué piensas?

Escrito por María Suárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

Las 5 mejores plataformas similares a OnlyFans

10 cosas que debes saber sobre tu cuidado intimo